sábado, 30 de enero de 2010

Iglesia de San Andrés

La parroquia de San Andrés se encuentra documentada desde muy antiguo figurando entre las parroquias de la villa ya desde los siglos XIV y XV. Constaba de una sola nave y de la fábrica original la torre, aunque muy adulterada, era lo más antiguo del templo. Ésta se localizaba a los pies de la nave, concretamente en su lado norte. Era obra de tradición mudéjar, pero en época indeterminada su estructura original hubo de ser recubierta casi en su totalidad con el fin de reforzarla. Su primitivo armazón o núcleo interior, que estaba construido en buena parte por material de argamasa y guijarros, resultaría así reforzado con muros tosca mampostería. Por todo ello la torre presentaba un aspecto un tanto extraño, formando una construcción escalonada y decreciente desde su base hasta el campanario. Resaltaban así notablemente los niveles inferiores de la torre con respecto al resto. Este fajado que a modo de cincho embutía la misma dejaba visible tan sólo el último cuerpo revestido de ladrillo y en el cual se abrían formando campanario dos arcos en cada frente. Estos arcos presentaban curva aguda y saledizo en sus arquivoltas, mientras las impostas, cortadas en pizarra, formaban nacela. Por debajo en el cuerpo inmediatamente inferior asomaba parte de otro arco semejante a los del cuerpo superior de medio punto, estando rematada la obra con un friso de esquinillas.



Pese a este aspecto consistente la torre era hueca y en la parte baja o cuerpo inferior de la misma se apreciaba algo de portada hacia el lado norte, aunque en algún momento debió de ser tapiada. La puerta de acceso al templo se encontraba también por este lado septentrional, formando arcos agudos escalonados. En algunas fotografías de finales de la década los 60 se aprecia la torre desmochada ya en parte en su cuerpo de campanas, concretamente en su lado Sur (tal y como se puede apreciar en la instantánea tomada desde las cercanías del Matadero durante el festejo del torito del Alba).

El solado de la iglesia estaba formado por grandes losas pizarrosas cuya función era también funeraria, dado que hasta al menos 1832 y bajo las mismas se habían realizado habitualmente, como era común en el resto de las iglesias, el enterramiento de sus parroquianos difuntos. Adosadas a la nave se localizaban varias construcciones de menor altura que la nave, las cuales alojaban diversas capillas y la sacristía de iglesia. Uno de estos anejos estaba cubierto por un tejado bastante pronunciado, dispuesto a cuatro vertientes y coronado por un lucernario rematado en chapitel. En el muro oeste, próximo a la torre, se encontraba el coro, el cual estaba dotado de un buen órgano. A la amplia nave se abrían varias capillas laterales, teniendo algunas de ellas tenían dispuestos sus retablos en chaflán, de tal forma que posibilitaban el seguimiento visual de los oficios religiosos por los fieles. En éstas se ubicaban varios retablos barrocos profusamente recargados de decoración.

Entre las obras artísticas de mérito que albergaba la iglesia destacaban una imagen de Santa Margarita del templo de los Reyes Católicos y un Calvario (actualmente instalado en la Iglesia del Carmen de Renueva), el cual recuerda el estilo de Esteban Jordán en los pliegues redondeados que marcan el desnudo de las figuras. También se localizaban entre otras imágenes un San Antonio de Padua.

En este templo de San Andrés se encontraba originalmente la imagen de Nuestra Señora del Carmen (que tras su supresión como parroquia fue trasladada a la iglesia de Santa María de Renueva). Obra del imaginero zamorano Ramón Álvarez fue donada por Don Diego Pascual Oliveros, hacendado local y alcalde que fue de la villa.

Virgen del Carmen en la Iglesia de San Andrés

Fue esta iglesia de la presentación de los Señores condes de Benavente por cesión de sus feligreses efectuada en tiempos no muy antiguos. A esta parroquia fue agregada la cercana de San Miguel, suprimida avanzado el siglo XVIII, y cuya imagen titular fue trasladada a ese templo de San Andrés. Pasaría así a incrementar su feligresía con la población del barrio de Santa Clara y calles inmediatas. En 1825 le sería también agregada la de San Juan del Reloj o de los Caballeros a resultas de su supresión como consecuencia de una reordenación parroquial de la villa. La iglesia pasaría con posterioridad a ser filial de Santa María de Renueva.

En la década de 1960 fue deteriorándose particularmente su torre, permaneciendo cerrada al culto hasta que fue concedida la licencia de derribo por la Comisión Municipal Permanente del Ayuntamiento el 17 de marzo de 1967. Entre marzo-abril de ese mismo año fue demolida, y posteriormente vendido su terreno tras la consiguiente alineación de los solares y espacios existentes en el lugar.

Juan Carlos de la Mata Guerra

Fotografía del Torito del Alba: Rafael Acedo - Rafiki
Fotografía de Nuestra Señora del Carmen: Jaume Vázquez



* * * * * * *

Actualización: 21-Febrero-2010

Procesión de la Virgen del Carmen en los años 50.
Al fondo se aprecia la torre de la desaparecida iglesia de San Andrés.
[Foto Archivo Rafael González]


Foto obtenida del blog de Rafael González "Más Vale Volando".