jueves, 16 de octubre de 2008

Flores para el Nazareno

Semana Santa en Aceuchal (Badajoz)
Mayte (Florista y amiga de nuestra tierra - Mahyflor)


Como cada año, me dispongo a engalanarte. Eres nuestro Nazareno aunque, te conocemos como el Señor de la Paz.

Cuando, después de ponerte las flores y de terminar mi trabajo, subida a tu lado, en ese Paso que con tanto sudor y al mismo tiempo fervor portarán tus costaleros detrás de los nazarenos, te miro, Jesús, y fíjate que no sé por qué, pero te encuentro feliz, como tampoco sé por qué, pero pienso que una vez mas te alegras de verme y de que limpie tus bellas manos, con las venas marcadas por el dolor. Observo tu cara y veo que con resignación y calma me miras como pidiéndome que al igual que todos los años te acompañe al encuentro con la Dolorosa, tu Madre.

Pobre de mí, yo en estos momentos me siento la mas feliz de los mortales porque ahí, subida a tu lado, veo a los niños que junto a sus padres se acercan al Convento para saludarte antes de tu encuentro y me dicen: Mayte, ¿podrías subirme? ¡Nosotros también queremos besarle! Esos, Padre mío, esos serán tus futuros cofrades. ¿Puedo acaso negarme a su petición? Seguramente me reñirán por subirles, por dejar que acaricien tus manos y por acercarles a tu rostro para besarte. Pero cómo decir no a una petición tan inocente y a la vez tan grande.

Cuando, subidos a mi lado les acerco a tu rostro, miro sus caritas de asombro y felicidad y siento que la paz me invade y la satisfación de saber que los niños y Tú os sonreís cuando acercándose a tu rostro me dicen con la franqueza de la inocencia: ¡Tienes razón May, qué guapo que es!

Entonces es cuando mis ojos se humedecen y como todos los años, emocionada, lloro y te pido perdón por todo lo que te hicimos y por todo lo que aún te hacemos.
M.T.G.R.

Enlace: Ayuntamiento de Aceuchal (Badajoz)

1 comentario:

Benaventano dijo...

Bonito texto.

Pocas satisfacciones son tan intensas como la de poder hacer feliz a un niño, y si ello además surge en un momento tan emotivo como es cuando se tiene delante de ti a tu Imagen más venerada, más todavía.

Y es que uno se pone a recordar y no puede olvidar como, cuando también era niño, tuvo la oportunidad de estar por primera vez junto a Él.

Felicidades a "Mahyflor" por la belleza de su texto y al adminitrador del blog por tener la feliz idea de publicarlo.