viernes, 15 de julio de 2011

El Padre Eulalio

Una calle de la ciudad llevará el nombre de Eulalio del Niño Jesús

Benavente dedica una calle en recuerdo de uno de los Frailes Carmelitas que habitaron en Gándara
Juan Carlos de la Mata Guerra

El Ayuntamiento de la ciudad ha dedicado una calle de la zona del Cercado de Gándara en homenaje y recuerdo al Padre Eulalio del Niño Jesús. La Comisión Municipal de Urbanismo que se reunía el pasado 25 de marzo acordaba entre los puntos del día y por unanimidad tal denominación.

ZELO ZELATUS SUM PRO DOMINO DEO EXERCITUUM
Me consume el celo por el Señor, Dios de los Ejércitos

Fue éste uno de los frailes Carmelitas que abrieron a comienzos de la década de 1950 un colegio y convento en el paraje conocido “Cercado de Gándara", junto a la carretera de Madrid-Coruña. Durante aquellos años la Orden Carmelita Descalza intentó instalar en la ciudad un colegio para la formación religiosa y profesional de los jóvenes.

Carretera de Madrid hacia 1960. En su márgen izquierda se encontraba el Cercado de Gándara y el Colegio-Convento de los Padres Carmelitas

El Padre Eulalio era uno de los religiosos, como casi todos los que llegaron a Benavente era de origen burgalés, y que en su mayoría procedentes del colegio que la Orden poseía en la cercana localidad de Valderas. El religioso tuvo la fatalidad de sufrir una muerte trágica, pues realizando una de las tareas agrícolas habituales, concretamente desgranado mazorcas de maíz, al parecer se le enredó accidentalmente el cordón escapulario que acompañaba su hábito en la máquina, resultando casi por ello asfixiado.

El hecho causó gran consternación en Benavente, pues la comunidad era muy querida y popular en la ciudad. Los religiosos de Gándara tenían como una de sus funciones o actividades la catequización y formación religiosa, participando en numerosos actos de esta naturaleza que tenían lugar en la ciudad, como era la procesión del Carmen.

Procesión del Carmen en la Calle Ancha, década de 1950
Al frente de la imagen del Carmen se encuentra uno de los frailes carmelitas de Gándara, acompañado por dos miembros de la cofradía trajeados para la ocasión.
(Foto cedida por Felisa Guerra Vega)

El Padre Eulalio fue enterrado en el Cementerio Municipal en una sepultura propiedad de la Vicaría de San Millán. Esto acaeció a principios del año 1960. Unos años después la comunidad abandonó Benavente, pues al parecer entre otros factores la muerte del Padre Eulalio les había causado un hondo abatimiento.

* * * * * * *
Enlaces

Noticia en laopiniondezamora.es: 27-Marzo-2011