lunes, 13 de octubre de 2008

Santísimo Cristo de la Salud


La instantánea capta un momento de la procesión del Silencio en la noche del Miércoles Santo a mediados de la década de 1950 (aproximadamente). La imagen del Santísimo Cristo de la Salud procesiona por la calle Cervantes, después de haber partido la comitiva desde el desaprecido templo de Santa María de Renueva. En la foto se observa la aglomeración de los fieles y acompañantes en torno a la imagen, concretamente a la altura del Edificio de Correos, lugar éste donde la calle se estrecha para desembocar en la de Santa Cruz (por entonces Calle del General Mola). A la derecha, en altura, se precia vagamente el alero del Edifico Donci. Al fondo en una noche cerrada y oscura, que se hace más acusada por lo lobrego de la calle y la falta de iluminación eléctrica, la talla del Cristo de la Salud es portada en unas andas antiguas de cuatro banzos, que aunque sencillas presentan diversos motivos y elegantes labores de ebanistería. En la base de la cruz se distinguen los adornos florales de calas blancas. Los devotos, en su mayoría hombres de mediana edad y niños, arropan con su presencia a esta imagen de gran devoción en Benavente. Llama poderosamente la atención la ausencia de cofrades con túnicas, en cambio se distinguen entre los asistentes las vestimentas propias de la época: los hombres aparecen humilde y discretamente trajeados para la ocasión (abundan las chaquetas y abrigos de paños oscuros y grises, junto a alguna gabardina y pantalones de pana) y los niños vistiendo pantalón corto o a media pierna. En fin toda una ilustración de las hechuras y sastrería que caracterizaba la moda del momento. La foto es en definitiva un testimonio visual de las procesiones y las prácticas religiosas en el Benavente de mediados del siglo XX, que contrasta notablemente con la estética y modos actuales. Todo un poema condensado en la imagen captada por una de las escasas e inusuales cámaras fotográficas del Benavente de entonces.

Juan Carlos de la Mata Guerra
Colaboradores:
Millán Núñez Ossorio y Francisco José Rebordinos Hernando

Foto cedida por Roberto Rodríguez Conde

2 comentarios:

Conchero dijo...

Buenas tardes.

Quería felicitarte por el blog y por tu labor en favor de la Semana Santa de Benavente. Me encantan las fotos antiguas y veo que las comentas de maravilla.

Muchas gracias.

Un abrazo.

RVIEJO dijo...

Amigo Conchero, te agradezco las felicitaciones.

Comentarte que al autor de esta entrada creo que ya le conoces, se trata de Juan Carlos de la Mata, historiador y amante de Benavente.
Leer sus textos es un verdadero placer.

Un cordial saludo y espero que nos sigas visitando.